AGUAS LIMPIAS

En un Centro de Lavado Lavantia el tratamiento de agua es uno de los ingredientes principales. El acabado del vehículo ha de ser perfecto y para ello tenemos que asegurarnos que el agua con la que trabajamos no tiene cal ni sales minerales.

Existen diversas teorías y formas de tratar el agua para usarla en boxes y en puentes de lavado, la nuestra es clara; primero filtramos, luego descalcificamos y almacenamos y a continuación volvemos a filtrar con carbón activo el agua (sólo si tiene cloro) y desmineralizamos mediante una planta de osmosis inversa de fabricación propia. En caso de que el agua de aporte tenga gran turbidez, podemos implementar un sistema previo de filtración mediante lecho mixto e incluso lámparas ultravioletas si la presencia biológica en el agua fuera abundante.

Por todo ello, un análisis del agua con la que vamos a lavar es indispensable para poder trabajar con garantías.

Disponemos de una gran cantidad de opciones para el tratamiento de agua pero siempre con la filosofía de descalcificación con doble botella y válvula volumétrica, decloración con botella de carbón y válvula automática y desmineralización mediante membranas de 40×40 sobre estructura inox de gran calidad. Estas son las bases de nuestro sistema, tanto para boxes de lavado LAVANTIA como para puentes CECCATO

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información

ACEPTAR